¡Me cago en el amor!

9 febrero 2010

Cuanta razón tenía Tonino. Me cago, me recontra cago en el amor. E un mondo difficile.

Me llegaron los ofertones de Mercado Libre, los descuentos para los restaurants, SMS, hoteles, regalos y toda clase de boludez alegórica promocionable. Algunos soretes inescrupolosos sueltan “Mes de los enamorados”.

Justo a mí.

Justo ahora.

Juro vengarme al mejor estilo Emma Zunz en cuanto termine el helado. Me lavo los dientes. Me voy a dormir.
____________________________________________________________________________________________

Musiquita de El mundo según Wayne, teletransportación a un laboratorio amoroso imaginario. Todos vestimos como enfermeros sexies, salvo Macaya Márquez.

Pienso “gracias a Dios a este le tocó vestir traje”. También están Pamela David, Cher y Barry White.

Macaya Márquez: -“El último estudio realizado a cargo de la consultora Michigan & Joannie Cía, revela curiosos puntos en común entre el ‘Chancho-Vá’ y las relaciones amorosas.”

(Apreta el botón de las diapositivas. Como es un sueño, el proyector anda bárbaro. Podemos apreciar el siguiente gráfico)

The Chancho-Vá® of love

(Pido café por un conmutador. Aparece un Querubín. Me sirve absentia. Estúpido bebé con alas.
Que bueno está el absentia.)

Macaya Márquez explica la teoría del Chancho Vá, que viene de ir cambiando de pareja hasta cantar chancho.
Luego habla de la Teoría del Colchón. Pasa la diapositiva.

Teoría del Colchón®

La teoría del colchón, completa la teoría anterior, e indica que la gente debiera elegir desde la abundancia y no desde la falencia a su nueva pareja, para no cometer errores comunes.

Pamela empieza a leerle los resultados a Barry White.

Pamela:-“En líneas generales, los hombres piden que las mujeres tengan tremendo culo y buenas tetas. Las mujeres piden hombres con buenos ingresos que se vistan decentemente y sean generosos con el sexo oral.”

Barry- “Something is wrong, oh, yes babe. This year, nobody could sale chocolates. Almost all jewerly stores are in bankrupt”.

Juana:-“El estudio también indica que la base de las relaciones es la mentira blanca, el engaño a través de ardides, el pinochismo vil y el borocoteamiento.”

Cher:- “Flexibilizamos nuestros horarios y nuestra privacidad. Nos olvidamos de nuestros principios y prostituímos nuestros ideales.
Existen casos de personas que han llegado a amputarse socialmente en pos volverse aptos para estar en pareja.”

Macaya Márquez:-“… vos estás resentida porque te cagaron a trompadas.”

Cher:-“¡Callate sapo!”

Barry:-“Peace and Love. A little more Corín Tellado. Please fellas. Behave”

Yo entiendo ‘felás’ y creo que Pamela también, pero es Barry White y todo se le perdona.

Juana:-“Un estudio británico con 1.800 mujeres rechaza la existencia del punto G . Antediluviano. Inclusive para las gallegas”

Pamela:-“Cualquiera, el punto G está acá…”

Me despierto. Suena en mi cabeza “Diamonds are a girl’s best friend”. Juro vengarme, pero después de desayunar.

Publicar en FacebookPublicar en Facebook

Publicar en TwitterPublicar en Twitter

Anuncios

Queridos Reyes Magos:

5 enero 2010

¡Amputad del mundo las mentes chacinadas! Que se recluyan los idiotas finalmente en la ignominia que supieron procurarse.

Que se extingan los adoradores de prostitutas analfabetas y anabolizados televisivos. ¡Ya no les queda ni culpa a los herejes que alimentan tamaños chanchos! Que los jinetes oscuros den curso a sus filosas espadas.

Basta de cínicos que acusan a otros de crueldad y sadismo por hablar la verdad. Dirigirán sus palabras a quienes puedan mentirles, pero recuerden que no se puede mentir a todos, todo el tiempo. Y encomiéndense a una buena causa, pues lejos están de ser mártires.

¡Basta de blasfemos!

Que se esfumen los del órgano sexual masculino más largo en la mente que en los pantalones y juntamente sean en el infierno las que les soban el ego y sus partes.

Filisteo santificador de la fiesta de fin de año de la empresa: Ojalá combustiones espontáneamente y no haya nadie cerca de la impresora que te socorra. El fuego purifica.

Que muteen quienes dan sanos consejos para sacárselos de encima y cumplir con la obligación moral.
Yo les eximo de culpa y cargo. Yo los relevo.

Y si nada de esto pudiera pedir, me conformo con hacer desaparecer ese parlante en el que suena cumbia y reggaetón en un loop interminable de cuatro temas.

Me la pasé todo el año llenando expectativas. Y nunca soy lo suficientemente buena, ni linda, ni graciosa. ¡Qué pena con ustedes!

Necesito vacaciones.


Divulgación científica sobre la heladera y la psique

10 diciembre 2009

Se sobreentiende que el resto de los electrodomésticos es absolutamente dispensable.

Por regla general, todos tenemos una en casa: ese aparato generador de frío (robusto y proveedor), gracias al cual dejamos de comer charqui y con el que entablamos relaciones de años.

Si una persona piensa independizarse de la heladera materna e irse a vivir sola, precisa imperiosamente una nevera, además de obviamente, una propiedad alquilada o propia (en el mejor de los casos) y un buen colchón.

Los poseedores de la garantía de la heladera, pueden beatificarla o no. En los hogares en donde existe una “heladera santuario”, los invitados que se atrevan a abrir la heladera, serán considerados profanadores de lo ajeno.

A la vez, estamos los que invitamos a cualquiera que esté en nuestro hogar con modalidad self-service, poniendo al otro en la incómoda posición de tener que abrir una heladera que es non-propia y posiblemente non-frost, corrompiendo su espíritu y obligándolo a convertirse en un profanador.

A través del estudio de la heladera de un individuo, podemos determinar que tipo de persona es. Sostengo en mi tesis, que si los psicólogos pidieran en la primera sesión un par de fotos de la heladera (cerrada de frente y abierta panorámica, aconsejable), sabrían de antemano con qué tipo de psicopatía están tratando.

Si bien el análisis recoge muchos factores, esta es una lista taxativa de los que considero más relevantes:
si gasta mucho o poco en comida,
si tiene criterio a la hora de comprar o tiene 15 agua minerales y un limón,
si le da lo mismo cualquier marca,
si compra vegetales y lácteos,
si el 98% de lo que contiene en algún momento estuvo vivo,
si es un conservador de las marcas inculcadas,
si busca la mejor relación precio-calidad,
si se cuida o se tienta,
si los productos están en fecha o vencidos,
si usa el freezer para mantener el helado o para eternizar las milanesas de su madre, etc.
También se desprenden datos como por ejemplo
si escribe recordatorios en notas,
si usa remises o taxis,
si come las sobras,
si tiene imanes de pizzerías y delivery de alcohol.

En lo que a mí respecta (y según mis años de estudios sobre individuos y heladeras), no hay pronóstico más desolador que el de una heladera desértica.
El sujeto dueño de una heladera desértica no se quiere, ni sabe querer a nadie. El vacío de la heladera representa la vacuidad espiritual de su dueño.

Quiero aclarar que este texto, como casi todos los textos de divulgación científica, carecen de seriedad y respaldo.

Publicar en FacebookPublicar en Facebook

Publicar en TwitterPublicar en Twitter


Top 38 “Sensación de Inseguridad”

1 diciembre 2009

Una semana de atraso.
Comprar un lacteo en un supermercado chino.
Usar por primera vez una toallita.
El afilador: un hombre en bicicleta en la puerta de tu casa y… con tus cuchillos ¬_¬
Seguir cualquier link de 4chan en el trabajo.
Las medicinas del Dr Ahorro.
Que te llamen: “eh, amigo!”
Que te llamen: compañero
Que te llamen: hermano
Las banquetas altas de un solo pie de apoyo.
Confesarle a alguien que te gusta.
Abrir el home banking en un cyber.
Usar bikini sin haberse depilado el cavado.
Los aviones de Lapa.
Que mi novia/o me diga “tenemos que hablar”
Que mi jefe me diga “tenemos que hablar”
La salida del DOT a las 4 am.
La salida del DOT a las 13 pm.
Los abogados.
Los ladrones.
MercadoPago.
La policía mal entrenada
La policía bien entrenada
La policía de Macri
Macri.
Los utencillos del dentísta.
Un cirujano con Parkinson.
Un guardavidas sin brazos.
Cualquier medio de transporte con más de 12 años de antigüedad.
Creer haber dejado una hornalla encendida.
Las pastillas anticonceptivas.
Los profilácticos.
La gente que pasea al perro suelto. No por la gente, por el perro suelto.
El centro atómico nacional.
El tanque de gas gigante sobre General Paz.
Tener que atender el celular, en un lugar donde posiblemente te roben.
Tener que pasar por abajo de un andamio.
Meter la mano donde no se sabe, ni se ve que es lo que hay